Los ¨Caza – inmigrantes¨


Se trata de grupos de norteamericanos provistos de tecnología de punta, armamento pesado que patrullan y supervisan la frontera de los Estados Unidos con México.

 

Los ¨Patrulleros Patriotas¨ son ciudadanos de los estados unidos que dicen ¨amar a su país, y que velan por la protección de su territorio¨

Este fenómeno conocido como las milicias ¨caza inmigrantes¨ o ¨Patrulleros Patriotas¨ comenzó a inicios de los 2000, donde grandes cantidades de migrantes provenientes de México y otros países centroamericanos cruzaban la frontera hacia los Estados Unidos de forma indocumentada, superando por grandes márgenes las 20.000 visas legales otorgadas anualmente durante la administración Obama.

Es de público conocimiento que la guerra contra la migración ilegal en los Estados Unidos se ha intensificado durante la administración Trump, donde se ha aplicado una política de ¨tolerancia cero¨ deportando así un sin fin de extranjeros que eran asilados debido a la violación de derechos humanos en sus países de origen o simplemente por estar de forma ilegal ocupando fuentes de trabajo en las diferentes ciudades fronterizas de los EEUU.

Estos grupos anti inmigrantes utilizan vehículos todoterreno, bengalas, trajes militares, cámaras especiales con sensores infrarrojo e incluso aviones no tripulados para realizar dicha tarea. En caso de detectar algo sospechoso, ellos dicen ¨alertar¨ a los militares y agentes de inmigración para que tomen acción.

De acuerdo a entrevistas realizadas a los ¨cazadores¨ ¨los extranjeros están violando nuestras leyes, están rompiendo nuestras reglas¨  y que ellos ¨están allí para que los infractores de la ley retrocedan y que se mantengan de su lado de la frontera¨

Cabe destacar que el término pacifico que utilizan es contradictorio frente a varios casos donde los civiles disparan su armamento hiriendo o incluso matando a los migrantes, tal es el caso de un agente patrullero Lonnie Swartz, de 43 años que fue absuelto por un jurado federal en el estado de Tucson por la muerte de José Antonio Elena Rodríguez de  16 años. El agente realizo 16 disparos en 34 segundos, acertando 10 en la espalda y cabeza del menor que supuestamente estaría arrojándole piedras.

 

Ir a la barra de herramientas