Compartir
Lucha por los derechos de la mujer mediante el arte

Lucha por los derechos de la mujer mediante el arte

“La naturaleza consensual de los actos sexuales se convierte en un símbolo aquí.”

La performance de Milo Moiré, denominada “Caja espejo” es un reflejo de la sociedad de la sexualidad humana. Es una representación ampliada del “Tap and Touch Cinema(1968) y un homenaje a la artista austriaca Valie Export, que ya estaba luchando por los derechos de la mujer en la década de 1960 a través de acciones artísticas. La artista Milo Moiré utiliza su cuerpo como instrumento, como un arma, con el fin de describir y perturbar las estructuras. Ella busca la expresión femenina de la autodeterminación sexual y explora los límites del arte y la moral burguesa.

Milo lleva una falda con forma de trapecio formada por espejos; una abertura rectangular en la parte delantera está cubierta con una cortina roja. Con un megáfono que invita a los transeúntes a meter la mano en la apertura durante 30 segundos, con el fin de tocar su vagina. “Estoy aquí por los derechos de la mujer y la autodeterminación sexual. Las mujeres tienen una sexualidad, al igual que los hombres. Sin embargo, las mujeres deciden por sí mismas cuándo y cómo quieren ser tocadas y cuando no”, declaró la artista.

¿Qué pasa cuando una mujer pone su sexualidad en exposición pública, y asertivamente toma la iniciativa estableciendo reglas claras para la interacción íntima? El carácter consensual de los actos sexuales se convierte en un símbolo aquí. Moiré ha tomado, además, la libertad de mostrar el deseo femenino, invitando a las mujeres a animarse. La artista complementa la imagen dominante del cuerpo femenino como un espejo del deseo masculino.

Te dejamos el video para que veas esta peculiar manera de luchar por los derechos de la mujer.