Compartir
Somos Carnaval

Somos Carnaval

Trabajadores del carnaval se reunieron en asamblea con el objetivo de formar un sindicato carnavalero, el cual no esté solamente compuesto por los integrantes de los conjuntos y los técnicos, sino que también integre ”a todas las personas que trabajan en el carnaval, como los porteros, los vendedores de entradas, los presentadores o los responsables del sonido en los tablados”, dijo Myriam Bertolini al diario El Observador.

El primer encuentro se realizó el 18 de abril en la sede del PIT-CNT, y reunió a 90 personas. En esta instancia se escucharon las voces de todos los presentes para comenzar a generar la agenda del movimiento, y no se tomaron decisiones, exceptuando la de conformar una mesa provisoria que organice las próximas reuniones, la cual está integrada por Pablo Inthamoussu, Pablo Miranda, Marcelo Garrido, Christian Font, Javier Luzardo, Mariano Solarich, Pablo Barrios, José Bertullo, Tabaré Luzardo y la ya nombrada Bertolini, que fue designada vocera de la agrupación.

El colectivo, denominado ‘’Somos Carnaval’’, busca participar en la toma de decisiones en la organización de la fiesta popular, a la par de DAECPU (Directores Asociados de Espectáculos Carnavalescos Populares del Uruguay) y de la IM (Intendencia de Montevideo), además de demandar que se cumplan los derechos laborales de los trabajadores, como los beneficios sociales (seguridad social y cobertura sanitaria), y que se trabaje en buenas condiciones.

Representantes del movimiento en el acto del primero de mayo

Bertolini, en diálogo con la diaria, dijo que ‘’en carnaval existen atropellos a nivel salarial, acuerdos de palabra que no se cumplen porque no hay nada contractual que proteja al trabajador. Queremos que el carnavalero se sienta trabajador, que es lo que es. Zafral, pero trabajadores’’. Buscan que los acuerdos salariales sean respetados según la legislación vigente, como sucede en cualquier actividad laboral, ya que aunque la fiesta sea sólo un mes (o casi dos, en algunas ocasiones), muchas veces las preparaciones para el próximo año comienzan ni bien termina el concurso, dedicándole todo el año a la organización para participar en el mismo.

También buscarán finalizar con conflictos como lo sucedido con la murga Cayó La Cabra y Tenfield, en el cual la empresa no realizó notas al conjunto, como es costumbre, y modificó la hora de televisación de su espectáculo.

El lunes 7 de mayo y en el local del PIT-CNT, como en la primer reunión, se realizó el segundo encuentro, en el cual se instalaron ocho comisiones de trabajo: sobre derechos de imagen, de ‘’incumplimientos y obligación contractual’’, de salario, organización del movimiento, una comisión de género, de comunicación, para comunicarse con el interior (ya que buscan que carnavaleros de todo el país integren el sindicato, no sólo los montevideanos), y por último una comisión llamada ‘’tercera pata’’, que sería la encargada de lograr que el sindicato esté a la altura de DAECPU y de la IM a la hora de organizar el concurso y a todo lo referido al carnaval.

Más allá de que la concurrencia del primer acercamiento fue gratamente sorprendente para los organizadores, se espera que a medida de que el movimiento tenga más difusión, se sumen más carnavaleros. La tercer asamblea se realizará el lunes 18 de junio a las 19 hs,  nuevamente en la sede del PIT-CNT, donde seguramente se discutan los avances de las ocho comisiones.