Voces

Nueva Mirada Radial – Marzo mes de la Mujer

Mes de la mujer en Nmr

Mes de la mujer en Nmr

Artista Plastica Alejandra Gonzalez Soca, Sicologa Carolina Farias, Sociologa Helvecia Perez, Investigadora Silvana Harriett y la Periodista Erica Rodriguez

Desde UK nos visitó Rosina Piovani!!!

Con la parecencia de nuestra compañera Andrea en el estudio, y con algunos problemitas técnicos al comienzo, tuvimos el agrado de recibir en el programa a nuestra amiga, co-fundadora del programa y Movilera Internacional: Rosina Piovani!!!! la cual nos contó de sus vivencias en el viejo continente con la consigna: “y si te digo…. Reino Unido?”

La niña que vivió

“Ellos pensaron que las balas nos harían callar. Pero fallaron.(…) No estoy aquí para hablar sobre venganza personal contra los talibanes o cualquier grupo terrorista. Estoy aquí para hablar encima de todo del derecho  a la educación de todos los niños y niñas. Quiero la educación para todos los hijos de extremistas sobre todo el talibán”

Malala sobrevivió. Sobrevivió a las balas de los talibanes haciendo lo que ella y muchas niñas alrededor del mundo luchan por hacer, ir a estudiar.  Un grupo terrorista subió al ómnibus escolar donde se encontraba Malala junto con las pocas niñas que aún se animaban a ir a estudiar y le dispararon. La bala fue a parar en el cráneo  cuello de la joven. El entonces portavoz del grupo terrorista, Ehsanullah Ehsan, afirmó que volverían a intentar matarla. Así de fuerte es la voz de una estudiante peleando por sus derechos.

“Ellos pensaron que las balas nos harían callar. Pero fallaron.(…) No estoy aquí para hablar sobre venganza personal contra los talibanes o cualquier grupo terrorista. Estoy aquí para hablar encima de todo del derecho  a la educación de todos los niños y niñas. Quiero la educación para todos los hijos de extremistas sobre todo el talibán” Declaró Malala en su discurso en las Naciones Unidas el 12 de julio del 2013. Con tan solo 16 años  no declara la guerra a sus agresores sino que quiere lo mejor para sus hijos.

Malala-a-l-ONU

Malala Yousafzai en su primer discurso en la ONU 12 de Julio del 2013.

Por su incesante trabajo en la defensa del derecho de la educación femenina, esta joven paquistaní recibió un premio Nobel de la paz en el 2014, convirtiéndose así en la persona más joven en recibir este reconocimiento. “Para nosotros fue como culminar un sueño, pero nuestro trabajo acaba de comenzar” afirma el padre de Malala.

La primera vez que Malala manifestó sus ideas acerca de la educación en un blog de la cadena británica BBC utilizando el seudónimo Gul Makai. Este blog denunciaba las atrocidades sufridas bajo el régimen  paquistaní que hasta el 2009 había destruido escuela y prohibiendo la educación para las niñas en el pueblo donde habitaba Malala.

Desde su ataque Malala vive en Birmingham, Inglaterra, donde su padre trabaja en el consulado de educación en el consulado de Pakistán.

El 19 de marzo del 2010, luego de una larga recuperación, Malala vuelve al colegio esta vez en Inglaterra.

El 8 de octubre de 2013 fue publicada su autobiografía con el título: “Yo soy Malala”, escrita por la periodista británica Christina Lamb, en la que describe su vida antes y después del ataque sufrido. En su libro esta adolescente habla de sus aspiraciones políticas, la fuerte influencia de su padre de ser como es. Además de hablar de aspectos más comunes a una adolescente de su edad, ella se considera fan de Justin Bieber y de la saga Crepúsculo. Su biografía se volvió película “El me llamó Malala” que el 9 de noviembre del 2015. Fue dirigida por el Davis Guggenheim, conocido también por dirigir el documental ganador del Oscar “Una Verdad Incómoda”, del ex vicepresidente estadounidense Al Gore.


Ha ganado numerosos premios por su defensa del derecho a la educación. En el año 2013 le entregaron el Simone de Beauvoir en París el 9 de enero y en Madrid el Premio Unicef de España el 22 de mayo. También ganó el XXV Premio Catalunya el 22 de mayo.

Los cuentos machistas de princesas deberían dejar paso en el siglo XXI a historias tan fascinantes como la de Malala Yousafzai. “A los talibanes les asusta más una niña con un libro que un dron”.

Al ver la película, leer su libro o escuchar sus discursos uno se llega a preguntar cómo de un lugar tan machista pudo florecer alguien como Malala. La respuesta es su padre, Ziauddin,  “Crecí siendo testigo de la injusticia. A mí me daban té con leche y a mis hermanas sólo té y nunca comprendí por qué. En las comidas, las mejores partes del cordero eran para los hombres y las peores para las mujeres. ¿Por qué? La discriminación es constante. Yo fui a la escuela, mis hermanas no. Por eso siempre pensé que si tenía una hija me vengaría de toda esa discriminación”. Afirma Ziauddin que está haciendo todo lo posible no solo para que su hija vaya a la escuela sino que millones de niñas lo hagan y terminar por fin con la discriminación.

Malala creció con los libros, su padre, profesor y activista político se asegura que tuviera la misma edicación que su hermano.

Mientras el candidato republicano Donald Trump proclama que hay que echar a los musulmanes de Estados Unidos, películas como Él me llamó Malala luchan contra su demonización. “Las primeras víctimas del extremismo islámico somos los propios musulmanes” afirma Ziauddin Yousafzai. Malala estuvo a punto de morir precisamente por desafiar a los talibanes y ahora toda su familia reside en Reino Unido porque ella está amenazada de muerte en su país. “Es importante que nuestra experiencia se conozca para que el mundo comprenda que no todos los musulmanes somos como Al Qaeda”. Pese a las amenazas, Malala hoy compagina sus estudios con su trabajo como activista. “Hasta que todas las niñas no estén en la escuela no habremos terminado nuestro trabajo”, zanja su padre.

Voces

Ir a la barra de herramientas