Radio

Sony está desarrollando dos películas de Ghostbusters al mismo tiempo

Sony Pictures está desarrollando una segunda película de los Cazafantasmas (o Ghostbusters)de forma simultánea, esta vez protagonizada por un equipo de hombres, como parte de sus planes de expansión de la franquicia como un universo de películas, reporta Deadline.

Este anuncio llega luego de que se confirmara el reparto completamente femenino de otra película de los Ghostbusters que también está en desarrollo, y de que Dan Aykroyd asegurara que su tercera parte soñada aún no había sido descartada por completo.

La nueva película estará dirigida por los hermanos Joe y Anthony Russo, y entre sus protagonistas se encuentra Channing Tatum. Ivan Reitman, uno de los responsables de la franquicia, dijo a Deadline en una entrevista:

“Queremos expandir el universo de Ghostbusters en una forma que incluirá diferentes tipos de entretenimiento, desde varias películas a televisión y todo aquello que es parte del entretenimiento moderno”.

De ser así no descartamos ver nuevos cómics, videojuegos y más productos relacionados a esta franquicia que no para de crecer, y que muchos fanáticos estamos entusiasmados (y preocupados) por ver regresar a la gran pantalla. La nueva película protagonizada por Channing Tatum comenzará su producción en el mes de junio.

Educando a nuestro cachorro

La llegada de un cachorro a casa implica una revolución en todo sentido. Horarios, tiempos de descanso, visitas y sobre todo volver y/o empezar a educar al pequeño en aspectos sanitarios.
Teorías varias apuntan a métodos de castigo y ninguna de ellas se refiere a métodos de enseñanza.
Los perros no entienden de chancletazos, hocicos en su propia orina u horas de penitencia por haberse “portado mal”. Al contrario, si el cachorro relaciona el acto de orinar y defecar con estas acciones sumamos un problema nuevo ya que no hará nada delante nuestro ya sea dentro como fuera de casa, por lo tanto las salidas serán infructuosas.
Intentemos entonces conocer los momentos en donde seguramente el cachorro quiera hacer sus necesidades y así podremos guiarlo y disminuir al mínimo los errores al respecto.

Cuando son cachorros orinan y defecan después de 3 momentos fácilmente identificables.

1- Luego de despertarse
2- Luego de jugar o correr
3- Luego de comer o tomar agua

Si bien esta no es una ley absoluta, en general se repite en la mayoría de los casos. El otro dato a tener en cuenta es que una vez que orinan o defecan seguramente a las 2 o 3 horas volverán a hacerlo.

Los perros no orinan ni defecan en las cercanías del lugar de alimentación, por ello es importante brindar zonas para cada actividad.

Uso de pañales o diarios.

Debo ser muy enfático en este punto: los cachorros no saben que los pañales o diarios son para no manchar la alfombra, piso etc., créanme. No tienen ni olor, ni una especie de imán que los atrae, debemos educarlo.
La mejor forma es relacionar el diario con un evento beneficioso y positivo para el animal.
¿Cómo?
– colocar los diarios en los lugares correctos. Esto significa a distancias prudentes de donde el cachorro habitualmente duerme o juega.
– Poblar el piso de diarios aumentando así la probabilidad que éxito.
– Cuando los use correctamente, premiarlo con algo rico.
– Vigilar al cachorro luego de ello, probablemente 2 o 3 hs mas tarde volverá a hacerlo.
– Cuando comience a alejarse de la zona donde come o juega, olfatea el piso etc, seremos nosotros quien lo orientemos hacia los diarios y esperaremos a que lo haga.
– Es importante limitar el acceso del cachorro dentro de la casa a una zona controlada por nosotros ya que si tiene posibilidades de irse, quizás haga sus necesidades en otro lado.
– Una vez que entendió que los diarios o pañales son el lugar adecuado, comenzar a disminuir el número de diarios en el piso y con el tiempo solo quedaran uno o dos destinados a tal fin.
– Es útil mover el diario día a día a la puerta de salida de forma tal que cuando se dirija hacia allí nos indique que quiere orinar o defecar. Así, cuando lo haga abrimos la puerta y lo hará afuera. Este comportamiento también debe ser premiado.

Por: Ruso Sehabiaga

Tengo cuadro

Están confirmados los diez candidatos a intendente por Montevideo. Las elecciones departamentales y municipales del 2015 serán el domingo 10 de mayo. Se votará en los 19 departamentos de la República Oriental del Uruguay y se elegirán a varios candidatos.

Lo principal en la elección recae en el intendente. La representación puede ser reelecta hasta dos veces, por lo que algunos partidos podrán optar por dicha opción. Además se elegirán 31 ediles, que conformarán la nueva Junta Departamentel. A su vez se elegirá cada alcalde municipal, que será acompañado de cuatro concejales municipales.

Por Montevideo hay diez candidatos, separados en seis partidos. El Frente Amplio aprobó en su plenario a tres. Lucía Topolansky por el MPP, Daniel Martínez por el Partido Socialista y Virginia Cardozo por el Partido por la Victoria del Pueblo.

El Partido de la Concertación, conformado por la unidad entre blancos y colorados, también tiene tres candidatos. Álvaro Garcé por el Partido Nacional, Edgardo Novick por el Partido Colorado y Ricardo Rachetti por el Partido Colorado.

El Partido Independiente tendrá a Iván Posada, la Unidad Popular a Gustavo López, el Partido Ecologista Radical Independiente a Sergio Billiris y el Partido de los Trabajadores a Andrea Revueltas.

¿Qué dicen los números?

Según la última encuesta de la consultora Interconsult Lucía Topolansky sería la próxima Intendente de Montevideo con un 51% en el acumulado del partido. La ex senadora alcanzaría un 27%, mientras que Daniel Martínez llegaría a un 24%.

En el Partido de la Concertación se llegaría a un 31%. Álvaro Garcé alcanzaría un 19%, seguido por Edgardo Novick con un 8%, y más abajo por Ricardo Rachetti con un 3%.

“No tengo ganas de competir en carnaval”

Desde muy pequeño forjó un amor eterno con la música. Vivió en el barrio La Comercial, en una zona de negocios, pelota y sonidos atrapantes. Cerca de su casa estaban los hermanos Fattoruso (Hugo y Osvaldo), y cada vez que pasaba por allí su padre le decía quiénes eran. Su primer acercamiento con algún instrumento fue un auto. “El abuelo de un vecino tenía un Ford, de esos viejos. Yo me subía y ahí trataba de imitar los sonidos de los tres tambores del Candombe (Piano, Repique y Chico)”.

En esa zona tan simbólica también se enamoró del Carnaval. Desde muy pequeño iba a los tablados y soñaba con cantar algún día desde ahí arriba. Luego se mudó a una cooperativa de viviendas en Sayago, donde también mamó mucho de la fiesta popular. Allí tuvo otra visión de las cosas. “Era un espacio cooperativo. Cuando me mudé no teníamos luz. Hice muchos amigos. Se vivía con mucho menos que ahora”.

A los siete años le llegó su primera guitarra, una semi-profesional. El joven Eduardo aprendió a sacar algunas canciones que escuchaba en la radio y otras que le llegaban en discos de pasta. En su casa se pasaba mucha música. The Beatles, música folclórica, Gardel, y algo de Opa.

Pero la música no era el único pasatiempo del joven bajito. Porque como todo joven uruguayo, estaba el gran sueño: seguir la pelota. Eduardo Lombardo recaló en un equipo de baby fútbol de la cooperativa. Allí estuvo un tiempo hasta que se enteró que había pruebas a aspirantes en Bella Vista. Fue y quedó. “El técnico que tuve fue Tabárez. Pasé por Racing y también por Liverpool. Jugaba bien al fútbol, no me ayudaba el físico. Tenía velocidad, dribling y le pegaba bien a la pelota. Pero se ve que no era para mí”.

Entre tantas actividades en la cooperativa de vivienda FUCVAM había una alianza junto a la Asociación Cristiana de Jóvenes, allí surgieron varias alternativas. Una de ellas determinó que los jóvenes de la zona formasen una murga, la cual denominaron: “El Firulete”. “Dijimos que queríamos hacer una murga. Siempre íbamos a algún tablado de la zona. Eso nos apasionaba. Los mayores nos ayudaban con los disfraces y las letras. Empezamos a tocar en otras cooperativas o en espectáculos que había”.

-Tenés un primer acercamiento a lo profesional con Falta y Resto. ¿Cómo se da?

-Fuimos a tocar a varios lados con El Firulete. Nos veían. Los que estaban al frente de Falta y Resto fueron a ver un espectáculo de murgas al que no pude ir. Me quedé con una bronca bárbara. Lo cierto es que después cayó a mi casa la barra esa que había ido y me dijeron que me andaban buscando de Falta y Resto para una prueba. Fui y quedé. Toqué en el invierno del 83´ y luego salí por primera vez como percusionista. En el 87´ me ofrecieron dirigir artísticamente a la murga. Yo siempre estaba atento a la música.

-Luego de eso viene la experiencia de Contrafarsa y un sinfín de logros en tu carrera.

-Llegué en 1991. Me junté con aquellos gurises de El Firulete y conocí a otros. Fue una etapa increíble. Nos fue bien porque trabajé con un grupo que tenía disciplina. Utilizamos mucha variedad. Me fui haciendo en el camino. Mis influencias me dieron determinado estilo.

-¿Cómo fue la experiencia de trabajar con viejos murgueros que tenían otro estilo en La Matineé?

– Yo los veía cuando tenía 8 años. Fue volver a ese carnaval. A ese sonido. Fue un trabajo con Marcel (Keoroglián) y Edén (Iturrioz). Al principio no íbamos a salir, pero nos enganchamos. Les pregunté si querían que los dirigiera y me dijeron que sí. Trabajamos mucho tiempo. Pasó algo, que es super natural, nos va a pasar a todos. Tuvimos que trabajar mucho en la letra para que la recordaran porque a los 60 años cuesta más recordar lo más próximo en el tiempo. Tuvimos que respetar su sonido, pero también llevarlos a una murga con una dinámica actual.

-¿Por qué dejaste el Carnaval? ¿Lo extrañás?

-Me vino la propuesta de mi ingeniero de sonido, Luis Restuccia, y de un amigo que terminó siendo mi productor, Adrián Minutti. Me propusieron que grabase mis canciones. Yo no había compuesto mucho. Desde ahí grabé. Me fue muy bien. Armé una banda con músicos que conocía. Me vinculé con otros músicos. Incursioné en otros géneros, además de la Murga. Me gusta mucho el formato canción.
Siento como que no tengo ganas de competir en Carnaval. No digo que el concurso esté mal. Hay dos carnavales. El de la calle y el del concurso. No me dan ganas de competir. Más allá de hacer un espectáculo y mostrarlo, considero que tendría que haber un fin artístico, que por un lado está. Amo el carnaval, me ha dado muchísimo. En los primeros años que no salí me picaba el bichito. Ahora no tanto.

-¿Conquistaste muchas mujeres a la salida del tablado?

-Conquiste sí. Pero con el arte. No de conquistas amorosas. Uno puede seducir a través de lo que uno hace. En el sentido de seducir a una persona, tanto mujer y hombre. Para que esa persona se sienta identificada con lo que uno está haciendo. O en algunos casos la pueda modificar. El arte modifica.

-¿Qué cambios notás con respecto al trabajo que hacías en la murga?

-Hay un cambio en cuanto al lenguaje. En la murga uno canta pero yo no soy letrista. Acá yo canto cosas que yo escribo. Cambia desde el lenguaje, desde la interpretación solista. Cambia en los tratamientos. También al meterte en un estudio de grabación se graba de otra forma. Aprendés a usar muchas herramientas. En el trabajo musical se dedica la misma cantidad de horas y exigencia. A veces trabajás parcialmente con algunos de los músicos y muchas veces delegás. En la murga no lo hacés, aquí algunas cosas las delegás porque trabajo con gente que toca y arregla muy bien la guittarra.

-¿Te sentís pleno en tus actuaciones?

-Sí, totalmente. Es un lugar en el que estoy muy tranquilo y a gusto. El poder tocar y poder comunicar cosas que uno quiere decir. El primer fin es poder compartirlo. Me gusta hacer participar a la gente. También ir a tocar en diferentes ámbitos, boliches, teatros. Me divierto, me gusta y me siento bien. Solo o acompañado.

-¿Cómo sobrellevás el tema del libro de tu biografía? ¿Salió en un buen momento?

-Salió en un buen momento. Me sorprendí mucho. Me siento muy alagado. Me da un poco de vergüenza. Porque hay gente que viene haciendo cosas antes que yo. Debe haber una cola muy larga. Me llega en un buen momento porque he hecho muchas cosas y he tocado con muchas cosas. A medida que me fueron entrevistando recordé cosas que no recordaba. También hay testimonios de músicos amigos, por suerte hay coincidencia entre ellos y me quedo un poco tranquilo (risas).

-¿Por qué hiciste la canción dedicada a la selección uruguaya?

-Estaba haciendo mi segundo disco. Me parecía que el disco tenía que tener una unidad y hablar de pasiones de los uruguayos, entre ellas el futbol. Nunca había escrito una canción futbolera, me parecía que estaba bueno escribir para la camiseta. Me guié por las cosas que se habían escrito. Intenté hacer una canción que identificara a la capital y al interior. Que se identificara un gurí, un adolescente y un adulto, un veterano. Traté, musicalmente, de mezclar algunas cosas. Tiene Candombe, Milonga, Murga, algo medio pop. Se me hizo difícil escribirla. Demoré mucho. Algunas cosas que son como comunes en todas las otras canciones me parecía que tenían que estar pero dichas de otra forma. Escribí muchas estrofas, después elegí cuatro y las retoqué muchas veces. Me quedé muy conforme. Llegó en un momento justo.

-¿Qué cosas te quedan por hacer?

-Grabar un disco que ya está en marcha. Ahora estoy produciendo el disco de Samantha Navarro que me invitó. Yo le dije, no soy productor, me encanta que me invites, te puedo ayudar en lo que yo sé, pero no soy productor. Me dijo que quería que yo fuera. Me enrosqué con eso. Luego seguiré mi disco. Lo empecé a grabar en España. Quiero terminarlo acá. Seis canciones en España y el resto acá. Tal vez salga en carnaval algún año. No lo sé aún.
Quiero seguir conociendo músicos e intercambiando. En estos últimos años tuve la suerte de viajar mucho. Aprendo mucho en los barrios. Laburé en barrios y colegios, ahí se aprende mucho. Quiero conocer la mayor gente que se pueda, dentro y fuera del ambiente, En los dos lugares hay aprendizaje para la música. La música no es solo la música. La historia, la matemática, la arquitectura, todo eso es música.

Un enojo más que razonable

Un enojo más que razonable.

Alejandro Fantino en su programa Animales Sueltos, entrevisto al actor Ricardo Darin, le pregunto sobre todo, la charla se daba en un entorno muy agradable e intimo.
Pero todo tomo un giro no tan esperado por Fantino cuando el mismo le pregunto por que el había rechazado los Oscars y Hollywood.

darin

“No me quita el sueño ni me vuelve loco, puede ser que tenga que ver con la edad. Yo vengo de una época en la que tenías que hacer novelas porque eso era hacer un mercado internacional”, afirmó el actor.

Sorprendido por la repuesta insistió sobre el tema “Hollywood” preguntándole si alguna vez había recibido alguna invitación u oferta de trabajo de “allá”.

“A mí me ofrecieron solo una vez una cosa contundente seria y le dije que no. Además me jodía que me dijeran que el director no aceptaba un no por respuesta. Era para la película Hombre en llamas, con Denzel Washington”

Aun más sorprendido por lo que le estaba contando, Fantino le pregunta si no se daba cuenta de la plata que se estaba perdiendo, de la diferencia gigante económica que iba a obtener y de que su vida iba a estar resuelta.

“¿Mejor de lo que yo vivo? Yo me pego dos duchas calientes por día. Me estaba yendo bien. Estaba laburando genial en el teatro. La ambición te puede llevar a un lugar muy oscuro”, afirmó. Y agregó: “Tengo un auto de alta gama y me da calor, porque es demasiado.

Lo que empezó como una entrevista, una charla amigable, término con una gran lección de valor y humildad.

 

 

 

El otro final de Titanic

James Cameron, director de Titanic, película protagonizada por Leonardo Di Caprio y Kate Winslet, tenía guardado un final alternativo para su obra ganadora de 11 premios Oscar,
dicho final, de tan solo 5 minutos, se encuentra como bonus en una versión de DVD de la película.
Este final tan empalagoso y cliché podría haber arruinado el éxito de la película que en 1997 se convirtió en la segunda más taquillera de la historia.

El Corazon del Océano

En la versión original vemos a Rose ya anciana tirar al agua el “corazón del océano” y aquí es donde termina la película; sin embargo, en el cierre alternativo, Rose camina hacia la popa del barco a tirar su joya, el capitán del barco y su nieta la ven, y corren a detenerla. El capitán le ruega que no la tire, pero ella lo hace de todos modos, lo que provoca la ira de todos, menos del capitán, que se ríe e invita a salir a la nieta de Rose. Se muestra a Bill Paxton, el roba tesoros, aprendiendo una lección de vida tras un largo monólogo dramático y metáforas de la vida.

Acá podes ver el video de este polémico final alternativo:

Bota española

Suárez ya tiene la Bota de Oro en sus manos.

Luis Suárez recibió la Bota de Oro 2013-2014 por ser uno de los goleadores europeos con 31 anotaciones. El premio, que también compartió con el portugués Cristiano Ronaldo, le fue entregado por Kenny Dalglish, quien lo dirigió en los primeros años en Liverpool, donde marcó todos sus goles.

Suárez y la Bota de Oro
El salteño, que en once días podrá volver a jugar oficialmente, se mostró muy contento junto a su esposa (Sofía Balbi) y aseguró estar al “cien por cien”, según recoge Marca.

A su vez, el “Depredador” ya palpita su posible debut con la casaca blaugrana ante Real Madrid en el Santiago Bernabeú. “Ahora estoy en el club donde siempre he querido estar. Esta es una etapa para disfrutar. Sería especial y lindo hacerlo contra el Real Madrid, por la rivalidad que hay entre los dos clubes, pero todavía quedan días y hay que esperar, aunque las ganas están ahí”, confesó.

También Steven Gerard, capitán de Liverpool y amigo del delantero, felicitó a Suárez mediante un video que se emitió en la ceremonia. “Éste es un premio especial y muy merecido por la temporada increíble que hiciste, y estoy convencido de que llegarán muchos más premios en un futuro. Disfrútalo, Luis”, fueron las palabras del volante inglés, aclara Marca.

El Che Guevara también teme al narco

Diego Genaro Mesa es todo ideales. Marx, Engels, Lenin… Admira la trinidad comunista. Para él, nada la supera, salvo el mito, el icono guerrillero del Che Guevara. “Yo podría ser el Che”, afirma con ojos brillantes.

CheDiego Genaro es imberbe, de escasa estatura y difícilmente se le puede imaginar cruzando la Sierra Maestra con un fusil en la mano, pero este estudiante de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa parece estar hecho del material con el que se forjan muchos sueños aquí en Guerrero, en el sur profundo de México. Una aleación en la que nunca falta la pobreza. A sus 23 años, Diego Genaro sabe bien lo que es eso. Hijo de un campesino de la Costa Chica, ha trabajado desde los 11 años. En casa no entraban más de 100 euros al mes. Y eran siete hermanos. De todos ellos, él descollaba como el más avispado. Por eso decidió dejar atrás los frijoles y tomates para estudiar y convertirse en maestro. Y además, si la oportunidad lo permitía, hacer la revolución. Ese momento parece llegado.

Con la matanza de Iguala y la desaparición de 43 de sus compañeros de escuela, la campana de la sublevación ha sonado para él y muchos otros. “Esto es como la matanza de 1968 en Tlatelolco, sólo que aquí han asesinado normalistas. Vamos a luchar”, proclama sentado en el patio de Ayotzinapa. Hace un día soleado y una suave brisa ondea las 17 banderas rojas que presiden el patio. Tantas como escuelas normalistas hay en México. “Todos van a venir y seremos una gran fuerza”, explica Genaro.

Y no se equivoca del todo. Aunque el paso del tiempo haya quitado la pátina heroica a las escuelas normales (magisterio), estas siguen representando un poder, ajeno al narco y bien anclado en las zonas donde sobreviven. Nacidos al calor de la Revolución Mexicana de 1910, estos centros supusieron en las primeras décadas del siglo XX una formidable cuña en la lucha contra el analfabetismo. Los maestros que salían de sus aulas, de la misma extracción que sus alumnos, pusieron una semilla de modernidad en una sociedad agraria profundamente estancada.

Ir a la barra de herramientas