Mes: mayo 2015

La mente y la materia, una relación puesta a prueba – (Parte I).

De un tiempo a esta parte, el auge de los programas dedicados a la búsqueda de lo paranormal es claramente visible en la grilla de las cadenas nacionales e internacionales.                                             Más allá de lo cuestionable, o no, que puedan ser los contenidos de estos, su presencia y los niveles de audiencia de los mismos, son un claro indicio de que el interés por esos temas sigue vigente.

Hermanas Fox

Hermanas Fox

 

En 1848, las hermanas Fox dieron el puntapié inicial, en lo que a repercusión popular hace, al espiritismo. Sostenían que un espíritu se comunicaba con ellas a través de golpes, a los que se denominó “raps”. Un golpe equivalía a una respuesta afirmativa, y dos a una negativa. Y aunque luego una de ellas (Margaret), declarara que todo había sido parte de una broma que se les fue de las manos, nunca quedó del todo establecido si dicha confesión fue producto de las presiones recibidas por los grupos cristianos influyentes, que veían en esta actividad una pérdida de adeptos; o si realmente había sido eso, una simple broma.

 

Fueron en vano, si así ocurrió, esos intentos de desacreditar los hechos, la semilla ya estaba plantada. Surgieron con fuerza grupos de psíquicos, médiums, adeptos a lo oculto, etc., que pulularon por la sociedad de esa época. Tal es así, que la realización de sesiones de espiritismo se convirtió, en los finales del siglo XIX y principios del XX, en una actividad que formaba parte de las actividades casi cotidianas de la aristocracia y la alta sociedad. Es necesario decir también, que en esas sesiones se cobraba por ingresar, y en muchos casos, el costo no era para nada bajo.

Esto también propició una gran realización de fraudes y estafas con tal de obtener esas suculentas ganancias.

     Charles R. Richet Premio Nobel Medicina   1913

Charles R. Richet
Premio Nobel Medicina 1913

Muchos científicos de ese tiempo se vieron involucrados en esta temática del espiritismo, tales como el reconocido psiquiatra y psicólogo Carl G. Jung, o el Premio Nobel de Medicina de 1913, Charles Robert Richet. Incluso el escritor Sir Arthur Conan Doyle fue asiduo concurrente.

Pero Richet se interesó sobremanera en ello, a tal punto que recorría los distintos salones donde este tipo de actividades se realizaba, viajando incluso fuera de Francia para conocer de primera mano a los médiums y sus “facultades”. Es de su elaboración el término “ectoplasma“, para definir con ello las emanaciones de sustancias viscosas que brotaban del cuerpo de dichas personas en plena sesión. Incluso años más tarde publicó su trabajo en estas investigaciones titulado: “Tratado de Metapsíquica: 40 años de trabajos psíquicos”. Cabe aclarar que el término Metapsíquica fue rebautizado luego como lo conocemos hasta hoy día: Parapsicología.

 

Analizando lo imposible

 

Sociedad para la Investigación Psíquica

Sociedad para la Investigación Psíquica

 

En el año 1882, se fundó en el Reino Unido la Society for Psychical Researchuna sociedad sin fines de lucro, y para entender su objetivo, nada mejor que citar lo establecido en su estatuto: “entender los eventos y habilidades comúnmente descritos como psíquicos o paranormales, promoviendo y apoyando importantes investigaciones en esta área”.

Es que la Parapsicología, a diferencia de lo que se piensa mayoritariamente, no sostiene que todos los fenómenos a los que dedica su análisis sean producto de la injerencia de entes sobrenaturales, preternaturales, dimensionales, etc., sino que considera la fuente de tales hechos, la mente humana.

 

Por supuesto que esta asociación, sus investigaciones y la temática que aborda, fue, y es, objeto de mucha controversia, escepticismo y recelo. Es un terreno resbaladizo, donde los paradigmas establecidos son puestos a prueba, y donde los protocolos deben ser muy estrictos, ya que los resultados de dichas pesquisas ponen en duda, de ser confirmadas, muchas de las cosas que damos por ciertas , o al contrario, muchas de las cosas que consideramos imposibles.

Esta agrupación tuvo sus réplicas en otros países, y así se crearon otras similares en EE.UU, Rusia, España, Holanda, etc.

Y una de ellas es la que realizó una investigación que es de las más fascinantes y recordadas en esta materia: la de la Toronto Society for Psychical Research, en Canadá.

 

Philip: Made in Canada

 

El Dr. A. R. G. Owen, matemático miembro del Departamento de Medicina Preventiva y Bioestadística de la Universidad de Toronto, lideró en 1972, junto con su esposa Iris Owen, un experimento realmente novedoso hasta ese momento.

Dr. Alan Robert George Owen

Dr. Alan Robert George Owen

El mismo consistió en juntar a un grupo de personas con el fin de crear, inventar, un personaje ficticio y a través de sesiones espiritistas, intentar comunicar con él. Para ello, estas personas, 8 en total, se reunieron y a través de aportaciones hechas por cada uno de ellos, surgió la historia de Philip Aylesford. Entre las personas participantes estaban un ingeniero, un diseñador industrial y su esposa, una bibliotecaria, un estudiante de sociología, un ama de casa y la esposa de Owen. El único requisito para postularse a ser parte del experimento era que ninguno de ellos creyese tener algún tipo de capacidad psíquica, o facultad alguna relacionada a esa materia.

 

En los salones de la sociedad, concibieron entre todos la vida de Philip: Nacido en Inglaterra, en Warwickshire más precisamente, en 1624, Philip fue nombrado caballero a los 16 años, participando con gran desempeño militar en la guerra civil inglesa. Eso mismo le llevó a tener amistad con el rey Carlos II, trabajando para él como espía. Se casó a los 20 con la hermosa pero autoritaria Dorothea, y tuvo un matrimonio feliz hasta que a los 30 años, apareció en su vida una sensual y bellísima gitana, Margo, de la que queda prendado. Mantienen un apasionado romance, pero la esposa de Philip descubre el engaño y acusa a Margo de de hechicera, sabedora que ello llevaría a la gitana a las manos de la inquisición. Margo, en consecuencia, es  apresada, torturada y acaba su existencia consumida por las llamas de una hoguera. Philip, que no hizo nada por defenderla durante el proceso, agobiado por la culpa y la tristeza, se suicida arrojándose desde un acantilado. Fallece pues, en 1654.

grupo toronto

Los 8 experimentadores

 

Una historia apasionante sin duda, que nada tiene que envidiarle a las telenovelas. Cuenta con todos los ingredientes de una producción melodramática de la mejor estirpe: acción, amor, sexo, tragedia.

Pero aquí no acaba la cosa. Tan entusiasmados estaban, y tan realista lo quisieron hacer, que además incluso de pensar cual era la dieta que tenía, contrataron a una dibujante para que realizara un retrato en base a las características físicas que les parecieron más acordes.

 

 

 

Y así, por fin, Philip se convirtió en alguien a quien ellos podían contemplar:

Philip Aylesford

 

El experimento podía comenzar….

 

 

Jorge Humia

Horizontal-Line1

 

 

Bibliografía consultada:

Ghost stories of Ontario. Colombo, John Robert. Dundurn. 1995

Conjuring up Philip: An adventure In Psychokinesis. Owen, Iris M. – Sparrow, Margaret.  Harper & Row. 1976

Horizontal-Line1

LOS INADAPTADOS DE SIEMPRE, LOS QUE LO ALIENTAN Y LOS QUE SE LO PERMITEN.

Todo estaba preparado para que sea una fiesta, el marco era imponente y los actores estaban todos, no faltaba ninguno.
Los futboleros, hinchas o no hinchas de los dos equipos que se iban a batir en un duelo deportivo, estuvieron no solamente ese mismo día jueves esperando ansiosamente el pitazo inicial, sino que la ansiedad venia ya desde hacía más de una semana.

Por qué el futbolero tiene eso, no disfruta de los partidos importantes, aprende a sufrirlos días antes y a padecerlos de la mejor manera, ese es su primer disfrute antes de un día de gloria en caso de que llegue ese ansiado día, recién ahí, se permitirá disfrutar, por lo menos hasta el fin de semana siguiente.
Hoy días después de este echo que nos dejara un recuerdo como unas de las páginas más negras en la historia del futbol sudamericano, del deporte en la Argentina y más que nada en la historia de los superclásicos entre Boca y River, (por nombrar uno de tantos ejemplos que se podrían dar) hoy, con algunas horas que todos tuvimos para reflexionar y que las aguas están más calmadas sería bueno recordarnos y replantearnos ciertas cosas que se fueron perdiendo a medida q avanzábamos en este camino de querer hacer más global y mas marketinero al futbol.
Muchos titulan como “Vergüenza Mundial”, “Bochorno” y que al final no hubo fiesta, y ahí caemos en el primer error, la fiesta estuvo… pero no para todos los que queríamos ver un auténtico partido de futbol, si no solo para unos pocos, porque si algo hay que reconocer que las personas q arruinaron nuestra fiesta deportiva, terminaron logrando no solamente su propio objetivo, sino disfrutando de su propia fiesta, llámese barbarie para algunos, pero para ellos, fue fiesta al fin.

Incidentes-Boca-vs-RiverNo es de extrañarse que por todos los medios y rincones del mundo aparecieran los moralistas rasgándose los vestidos por lo sucedido, refiriéndose con comentarios tan inoportunos y desafortunados que generaba asombro en quien escribe ya que generaba casi la misma violencia que el que disparo el gas pimienta a los jugadores visitantes.

Un medio grafico estuvo durante todo el mes previo a este suculento evento deportivo y trilogía de capítulos deportivos entre Boca y River vendiéndolo y titulándolo de la siguiente manera: “REVOLUCION DE MAYO”
Entiendo que haya sido por motivos comerciales y que no hayan buscado generar nada en quienes consumían dicha publicidad, es más, hasta de manera inteligente (si se puede llamar así) jugaron con la fecha en que se daba esta serie de partidos en el mismo mes que se festeja la Revolución en la república Argentina.
Ahora definamos que quiere decir revolución, su significado es el siguiente: “Cambio brusco en el ámbito social, económico o moral de una sociedad.” Muchos toman la palabra revolución como el medio para iniciar una guerra que cambiara algo, (si es que algo se cambia con las guerras.) y hace unas noches por lo menos fuimos testigos y algunos en HD del inicio de una cuasi guerra deportiva-social y de valores.
Vivimos en un mundo futbolero que promueve y gusta de esa figura hermosa del gran jugador estrella y que hoy mas allá de embolsar millones con sus gambetas sigue siendo aquel humilde y poco letrado pibe de barrio, llena de orgullo a muchos y eso está bueno y se celebra por que su talento lo desparrama por donde pisa en el campo de juego durante los 90´ minutos del match.
El tema es este, he aquí la cuestión, o el error de todos es el siguiente, nos olvidamos que al igual que el crac de barrio que está dentro de la cancha, en la tribuna también tenemos personas que se siguen comportando como en el barrio, como en el campito, en ese lugar precario donde para ese espectáculo no son tan necesario los modales, el acate de normas y el respeto a las mismas.
Por eso lo llaman “Inadaptados” pero no se detiene a reflexionar el por qué, ese es el tema con estos sujetos, aun no caen o no quieren caer que están en un lugar privado, en un estadio donde el que está al lado tiene derechos al igual que él, en un lugar con leyes y normas a seguir, y pareciera que la gracia es esa, cuanto más normas o leyes rompas más vivo sos y mas crack te volves ante la sociedad.
Por eso son, inadaptados, porque no encajan en el lugar que están y en cómo deben comportarse, entonces lo más lindo de todo no es solo ellos, sino aquellos que saben que están ahí a punto de hacer hechos violentos y su pasividad es tristemente asombrosa. Siendo que su función es la prevención, el adelantarse a esos actos vandálicos que una y otra vez inunda nuestros estadios.
Vale la aclaración y la reiteración, esto no es cosa de ahora, ni de allá y de otros lares del mundo, porque también sucede acá, quien escribe fue testigo privilegiado de como los responsables de la seguridad de los espectadores esperan a que sucedan los hechos para actuar y no anticiparse al desastre, hace muchos años que sucede, y la actitud pasiva de los responsables les genera un manto de protección a los violentos que los hace creer que lo que hacen es correcto, esa pasividad teniendo la autoridad para prevenirlo también los hace cómplices de esos tristes hechos que los demás cometen.
Señor lector, tal vez coincida conmigo, tal vez no… tal vez ya dejo de leer esta columna o tal vez no. si así no sucedió y aún tengo la suerte de contar con su atención déjeme dejarle una última y humilde reflexión en cuanto a este tema.
Tristemente para los que amamos este deporte hace décadas, vamos notando que se va mezclando lo hermoso del folclore del futbol con la estupidez social y el olvido de valores, y sucede de una manera tan licita e impune tanto así que algunos los hacen ver atractivo para que otros lo compren y consuman del pico sin preguntarse que están consumiendo.

La definición de suicidio se dice que es “una acción que es tan arriesgada que puede causar graves perjuicios a quien la realiza.” Es decir que el asesino y la victima conviven en la misma habitación. Y todo apunta a que social y deportivamente caminamos sin darnos cuenta a eso, entre todos estamos llegando a un punto donde el camino ya es tan angosto que debemos prestar muchísima atención.
Estamos llegando a un punto en que el folclore del propio futbol está matando al mismo futbol que tanto amamos. Repito, un deporte que tanto amamos, tanto así, que sin darnos cuenta y que de a poco, estamos empezando a odiar.

Abrazo querido lector.
Benjamin Castro.

El museo, no el barrio

Hoy toca El Prado es el nombre del proyecto que transforma imágenes de alta resolución en esculturas.

Mediante una técnica llamada Didú, creada por Estudios Durero, crean versiones 3D de cuadros famosos. El resultado es una réplica de la obra de arte que cobra sentido al tacto y a la vista.

Esta técnica abre a los invidentes el mundo del arte visual.

Hasta el momento son 6 las obras que han cruzado la frontera de las 2D gracias a Didú. Entre ellas se encuentra La Gioconda.

Didú. Hoy toca el Prado. from Estudios Durero on Vimeo.

Diagnostico erróneo es curado luego de 30 años.

Jean Sharon Abbott, fue diagnosticada parálisis cerebral a los 4 años de edad. Después de 33 años de sufrimiento, debilidad muscular y una dependencia casi absoluta para toda actividad, y tras someterse a varias cirugías para poder revertir la situación, Abbott fue nuevamente diagnosticada con distonia dopa-sensible autosómica recesiva, una enfermedad rara, pero con tratamiento.

6969135_orig

A la edad de 4 años Abbott, acudió a una de las mejores neurólogas de EE.UU con síntomas claros de parálisis cerebral, la misma le diagnosticó diplegia espástica, un desorden neurológico que aparece desde muy joven y que permanece el resto de la vida, afectando los músculos de las extremidades generando inmovilidad, dolores extremos y deformaciones. Tras varios años fue sometida a tratamientos médicos innecesarios, varias cirugías para corregir las deformaciones y dependiente de una silla de ruedas, hasta que un día por una sobredosis accidental de un medicamento, al asistir al hospital fue atendida por un nuevo neurólogo que vio en ella síntomas que discrepaban con su diagnostico primario. En el año 2010, este nuevo doctor le realizó nuevos estudios y concluyó que Abbott padecía de una rara enfermedad llamada distonia dopa-sensible autosómica recesiva y que sus síntomas pueden ser reversibles tan solo con una pastilla. Dos días después de iniciar el tratamiento ya conseguía ponerse de pie por si misma. Hoy en día, a los 38 años de edad lleva una vida normal en Minnesota, casada y con tres hijos.

403944_orig

En su blog, luego de mejorar ella escribió: “Cuando voy a la cama en la noche y pienso en lo que fui en mi vida pasada, sonrío porque me siento orgullosa de quien fui y contenta de que estoy dando el máximo provecho en mi actual vida. Nunca tomes nada por garantido.”

 

Fuentes:

abc.es – cbsnews.com

Ir a la barra de herramientas